¿Triunfa el porno en las redes sociales?

por | noviembre 10, 2017

No hace falta que diga que las redes sociales son un fenómeno que en los últimos años ha ido ganando protagonismo a pasos agigantados, y que hoy en día, se considera que no eres nadie si no tienes seguidores, amigos o visitantes en cualquiera de ellos. Facebook, Twiter, Instagram… entre otras, se han convertido en nuestro día a día, una forma de estar conectados a través de la red con cualquier persona del mundo, y compartir toda clase de experiencias.

Pero, ¿hay censura en las redes sociales? ¿Se puede compartir cualquier cosa, realmente? ¿Habéis probado a compartir cualquier contenido que pueda pertenecer a cualquiera de las  categorías porno? ¿Os lo ha permitido cualquiera de ellas sin ningún problema? Está claro que no. Y esto nos lleva a un conflicto que es inevitable, y que no tiene fácil solución: el poder compatibilizar el que las redes sociales sean un lugar para todos los público, o que al menos uno sepa a qué contenido se enfrenta cuando navega por ellas, y el derecho de cualquier usuario a compartir cualquier contenido que le parezca relevante (por ejemplos, sus gustos en el porno).

Por ahora, el medio que se ha usado mayoritariamente es el de la calificación de contenido, y en algunas ocasiones, directamente la censura o eliminación de ese contenido. La primera medida no suele ser muy discutida, aunque sí sería motivo de discusión qué entendemos por contenido inapropiado, adulto o XXX (parece una cosa muy clara, pero no lo es tanto); pero la segunda no suele ser muy bien acogida por los usuarios, y es por eso que muchas voces se preguntan si, dado que se tienen cuentas personales, realmente tienen la libertad de compartir todo lo que quieran, o qué autoridad tienen los administradores para la censura de sus contenidos. Pero claro, la solución no es sencilla.

Cada red social tiene sus propias reglas, aunque creamos que son más o menos lo mismo. Conocerlas bien nos sería de mucha ayuda, pues no es lo mismo tener un perfil público que privado, que permitir que todo el mundo vea nuestros archivos personales o que sólo se pueda hacer si hemos añadido a los visitantes a nuestros contactos o han recibido invitación. También tener muy claro qué clase de usuarios entran a nuestro perfil, si realmente un contenido porno interesaría o es pertinente, o si de serlo no sería mejor compartirlo de forma privada. Y como esto, podrían tenerse algunas consideraciones más.

Como con cualquier contenido de internet, se debe ser cuidadoso y tener ciertas herramientas de control si que quiere ser activo en las redes sociales. Por de pronto, no todo el mundo está concienciado de eso, así que la figura de los administradores sigue siendo esencial. Veremos qué pasa de aquí a un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *